Claves en la alimentación de las personas mayores en Navidad

Existen ciertas pautas nutricionales que puedes seguir para cuidar el estómago de las personas mayores, especialmente durante la Navidad, cuando se come y se bebe en exceso

El tipo de alimentos, las combinaciones entre ellos, el momento del día y hasta el orden en el que se comen influyen en la digestión. Teniendo en cuenta algunos pequeños trucos no sólo se consigue contrarrestar los efectos de las típicas comidas y celebraciones navideñas, sino seguir una dieta sana, ligera y respetuosa con el estómago. Las personas mayores tienen el problema añadido, en muchos casos, de problemas y dolencias, que pueden influir de forma negativa. Desde Lepant Residencial, se dan las claves de la alimentación que tienen que seguir las personas mayores en estos días.

Comedor residencia de ancianos Lepant Residencial

No mezclar demasiados hidratos de carbono con demasiadas proteínas:

Juntos estos dos tipos de alimentos suponen un tremendo esfuerzo digestivo para el estómago, lo que se traduce en pesadez, dolor abdominal, gases, ardores y demasiadas calorías. En Lepant Residencial se cuidan mucho los menús navideños, teniendo en cuenta que en la tercera edad el proceso digestivo suele ser más lento y delicado. Por esta razón, los menús que se realizan están formados por un plato fuerte combinado con otro más ligero (por ejemplo, la tradicional sopa de “Galets” y después la “Carn d’olla” plato elaborado con la col, garbanzos, morcillas y butifarras que se han puesto en el caldo para darle sabor). También se tiene en cuenta que no se ingieran grandes cantidades de dulces, dado que la mayoría de personas mayores sufren problemas de azúcar. Los turrones, polvorones y barquillos se comen con moderación y sin azúcares añadidos.

Cuidado con los canapés:

Aunque el plato principal sean proteínas acompañadas de vegetales, si se abusa de canapés se estarán tomando muchos hidratos de carbono, que sumados a las proteínas de después, asegurarán una digestión pesada y muchas calorías extra. No es necesario renunciar a ellos pero hay que procurar tomar sólo un par o compensar después comiendo muy ligero.

Control del pan:

No se tienen que eliminar totalmente los hidratos de carbono, puede tomarse una pequeña ración. En Navidad es fácil abusar del pan: en los canapés, con mantequilla, con patés, con la comida. En las personas mayores debe controlarse durante todo el año los excesos pan, y optar por el pan integral.

No pasarse con la cantidad de comida:

Se producen digestiones pesadas. Todos somos humanos y es fácil caer en la tentación; por lo que si este día especial nos hemos pasado un poco, al día siguiente debemos procurar comer sano y ligero para no agravar la situación. En la nutrición de la tercera edad, en estas fechas, se debe tener en cuenta esta norma. Tras los días de grandes comidas los menús deben ser más ligeros.

Masticar bien los alimentos y no abusar de las carnes y grasas:

Hay que de tener en cuenta que las personas mayores tienen una dentadura más delicada y menos fuerte que los adultos, de manera que la carne debe ser tierna y sin grasa. En esta etapa de la vida, la nutrición de nuestros ancianos debe ser equilibrada, variada y gastronómicamente apetecible. La comida debe estimular el apetito, bien presentada y fácil de masticación y deglución. Si nos remitimos a las últimas estadísticas del Ministerio de Salud, más de la mitad de las personas mayores de 60 años presentan problemas de sobrepeso u obesidad (el 62,9% corresponde a mujeres); por lo que es muy importante controlar este factor de riesgo predictor de enfermedades como hipertensión, diabetes, osteoporosis, problemas cardiovasculares, entre otros.

Category : Noticias y Actividades

Comments are closed.