¿Cómo pasan el verano las personas mayores en una Residencia de Ancianos en Barcelona?

En la residencia, los ancianos viven la época de verano de maneras diferentes. Andrés Manero Vidal, director de la residencia Lepant Residencial, nos explica que algunos, debido a su patología o estado general, no pueden salir del centro y pasan esta época disfrutando de las actividades de la residencia. La Trabajadora Social, Natalia Barrientos, siempre aconseja a los hijos o familiares que se vayan de vacaciones sin sentirse culpables, porque su padre, madre o tío estará perfectamente cuidado durante el tiempo que ellos estén fuera. “Normalmente las familias son muy entregadas y visitan a los residentes muy a menudo, pero es necesario que también disfruten de un tiempo de ocio para ellos y desconecten de la residencia, aunque sea por unos días. “Llevan mucha carga emocional encima”.

Vacaciones en Lepant ResidencialAlgunos de los residentes que tienen mejor salud abandonan el centro para irse de vacaciones con la familia, normalmente al apartamento de la playa de sus hijos. Esta situación es minoritaria, en Lepant Residencial sólo se marchan de vacaciones 3 o 4 residentes de los 170 que habitan en él, y nunca un mes entero, siempre regresan tras 1 o 2 semanas. El motivo, según Andrés Manero Vidal, es claro para ellos, muchos dicen sentirse como “una carga” para sus familias, creen que es hora de que disfruten sin ellos, y lo más importante, no les hace gracia abandonar las rutinas que han creado en el centro. Alba Ribas, la psicóloga del centro comenta: “La rutina es muy importante para las personas mayores. Cuando se les cambia de entorno y de rutinas, frecuentemente se desorientan y se irritan. Ir de vacaciones acaba siendo para ellos una angustia, se les hace todo una montaña y no saben cómo decir a la familia que prefieren quedarse en el centro”.

El verano activa muchos recuerdos en la mente de los residentes. Recuerdan sus estancias vacacionales con los hijos, el apartamento que habían tenido, el agua del mar… y situaciones que recuerdan con melancolía. Por este motivo, los profesionales del centro trabajan para que ésta época sea vista con alegría. La Educadora Social, Tania Sánchez, hace juegos de verano con los residentes, les anima a meterse en la piscina del centro, decora la residencia con motivos veraniegos y programa excursiones a la playa para que aquéllos que quieran puedan ver el mar.

Andrés Manero Vidal aconseja que las familias disfruten de un tiempo para ellos, ya que llevan una gran carga emocional “a cuestas”. En los centros se realizan actividades relacionadas con la época estival para intentar evitar la melancolía que suele asolar al residente en estos días.

Category : Noticias y Actividades

Comments are closed.